The thrilling adventures of Lovelace and Babbage: The (mostly) true story of the First Computer de Sydney Padua.

Por Israel Laureano

Las emocionantes aventuras de Lovelace y Babbage: La (casi) verdadera historia de la primera computadora.



Más que una biografía o crónica de las vidas de Lady Ada Lovelace y Charles Babbage y su Máquina Diferencial y Analítica, el libro está organizado como una muestra de lo que pudo ser en formato de cómic. Los capítulos que conforman el libro relatan una pequeña aventura imaginaria que pudo vivir el duo Lovelace-Babbage. Por cierto, técnicamente el nombre Ada Lovelace está mal empleado: en 1835, a los 20 años, se casó con William, 8º Barón King, llamándose oficialmente Ada King; dado que Ada era descendiente de la extinta línea de Barones Lovelace, William King heredó el título de Conde de Lovelace, pasando Ada a ser Lady Ada King, Condesa de Lovelace. Como popularmente todos la conocemos como Ada Lovelace, pues así la llamamos todos (incluso en el libro, donde todo esto viene extensamente explicado). Solamente el primer capítulo es biográfico y totalmente apegado a la realidad, aunque el final del capítulo es solamente un anuncio de la fantasía, el humor desbordante y el estilo que va a tener el resto del libro. Hay que notar que el resto de los capítulos no son totalmente inventados o fantasiosos: la mayoría está basado en la realidad y con personajes reales que conocieron a Babbage y Lovelace. Aparte de que en cada capítulo la autora –Sydney Padua– agrega notas a pie de página y notas de fin de capítulo con toneladas de información y detalles curiosos e interesantes.

Los capítulos son:

1. Ada Lovelace: The Secret Origin! (¡El origen secreto!) Éste es el único capítulo totalmente biográfico que narra la vida y algunos detalles de la obra de Ada Augusta Byron, cómo se le alejó de la poesía y cualquier actividad artística para evitar toda influencia de su loco padre, el poeta Lord Byron y cómo se le dio una formación fuertemente matemática, su amistad con Charles Babbage, su admiración por la máquina diferencial y el sueño de la máquina analítica. Desgraciadamente, en la vida real, Lady Ada Lovelace murió joven, a los 36 años de cáncer. Peor todavía: los últimos años de su vida los vivió decayendo más y más: se rumora su adicción al juego, al láudano (extracto de opio y vino blanco, se usaba mucho como medicina), se descuidaba mucho a sí misma y muchos pensaban que estaba cayendo en la locura. Aunque Charles Babbage tenía la prestigiosa cátedra Lucasian de la Universidad de Cambridge, después de la amistad de Lady Lovelace, cayó en una existencia gris y sin brillo. Aunque no murió en la pobreza, falleció a los 79 años ignorado y amargado. Pero… Como esta es una novela gráfica de fantasía y ciencia ficción, se puede narrar una historia alternativa: ¿y si Ada Lovelace no hubiera muerto? ¿y si Charles Babbage hubiera sido un buen administrador de proyectos y hubiera construido su soñada Máquina Analítica? Pues para eso están las matemáticas, la mecánica cuántica y la teoría del multiverso.







2. The Pocket Universe. (El universo de bolsillo). Breve capítulo lleno de explicaciones matemáticas y geométricas solamente para explicarnos que las aventuras de Lovelace & Babbage suceden en ese universo paralelo (al que se le bautiza como universo de bolsillo o pocket universe).











3. The Person from Porlock. (La persona de Porlock).
Y dentro del pocket universe se narra la primera aventura de Lovelace, basado en un hecho real, tiene el pequeño detalle de que ocurrió un par de años después de la muerte de Lady Ada; pero como estamos en el pocket universe, esos detalles no tienen trascendencia.







4. Lovelace & Babbage vs. the Client! (¡L & B vs. el cliente!).
Quizá esta sea la aventura más ocurrente, ridícula y chistosa de todo el libro. L&B desarrollan su máquina analítica gracias a una subvención del gobierno: a fines del s.XIX esto quiere decir una subvención directa del reino del Reino Unido bajo la corona de la reina Victoria. Para saber cómo se gasta su dinero, la reina hace una visita al laboratorio de L&B donde ve la máquina analítica, le explican su funcionamiento general y le hace una demostración, la cual ocasiona un error, por supuesto (solamente habrá que recordar todas las demostraciones que quiso hace Bill Gates cuando presentaba un nuevo producto de Microsoft: siempre se interponía un error de ejecución, o de hardware, o de alguna otra cosa...). Lovelace entra de emergencia al interior de la máquina (creo que sería conveniente mencionar que la máquina analítica es un monstruote mecánico y decimonónico que ocupa gran parte del edificio y todo su sótano). Logra hacerla funcionar y la máquina empieza a imprimir sus tablas numéricas sin errores; eso, claro, no impresiona a la reina Victoria que quisiera que la máquina sirviera para combatir el crimen y conquistar al mundo; Lovelace oye esto por los comunicadores y rápidamente hace una subrutina para imprimir tablas numéricas con figuras de gatitos lo cual SÍ impresiona a la reina y su comitiva.
Al final se va satisfecha y feliz, pero con la expectativa de que en el futuro la máquina analítica ayude a combatir el crimen.

El relato está lleno de detalles, notas y exageraciones que hacen que el capítulo sea una verdadera delicia.





5. Primary Sources. (Fuentes primarias).
Capítulo corto, chistosón y sabrosón donde se muestra que la máquina analítica al fin está terminada, uno de sus usos principales va a ser el análisis estadístico de textos para corregir errores de ortografía, gramáticos, etc. Babbage encuentra el diario de la reina Victoria y L&B deeciden probar la máquina analítica con ese texto.






6. Lovelace & Babbage vs. the Economic Model! (¡L&B vs. el modelo económico!)
 La matemática teórica y abstracta tiene como su principal campo de aplicación la economía y los modelos económicos, Charles Babbage, aparte de ser un destacado matemático e inventor, fue un notable economista teórico. La aventura empieza cuando el Duque de Wellington (y su caballo) irrumpen en el laboratorio de L&B para advertirles que le economía de EUA ha entrado en crisis, y muy posiblemente ellos sean los siguientes, así que les ordena usar la máquina analítica para solventar la situación. L&B deciden usar la máquina para simular el modelo económico; deciden fabricar una máquina para simular el modelo económico, pero la máquina se sale de control y escapa destruyendo todo a su paso. Entra en acción un nuevo personaje: Isambard K. Brunel (en el mundo real fue un muy notable ingeniero inglés de fines del s.XIX) que les ayuda a controlar la máquina, aunque al final choca y queda destruida, Lady Lovelace da con la solución: detener la especulación e impulsar los poderes productivos.
7. Luddites! (¡Luditas!) Otra vez un capítulo ultracorto, más irónico que chistoso pero saturado de información. Los luditas (se dice que fueron llamados así por Ned Ludd, un aprendiz textilero que destruyó un par de telares en 1779, sin embargo, este personaje es ficticio y se inventó como símbolo del movimiento y para asustar al gobierno. Posiblemente el nombre venga del general Ludd o rey Ludd, persona que vivió en los bosques de Sherwood) fueron los integrantes de un movimiento social que protestaba que el trabajo fuera hecho por máquinas mientras se lo quitaban a los humanos. Otro concepto importante es que antes de las máquinas calculadoras digitales (ya fueran mecánicas, eléctricas o electrónicas), todos los cálculos de las tablas matemáticas (por ejemplo, las tablas usadas para la navegación) eran hechos por humanos llamados computadores y computadoras. Los luditas eran, generalmente, violentos y tendían a destruir las máquinas que amenazaban sus empleos. La aventura comienza cuando una turba de luditas se dirige al laboratorio de L&B, amenazando la máquina analítica; ante la inutilidad de su destrucción (apenas rayan el acabado de un engrane), Babbage los calma haciéndoles una demostración matemática de la inutilidad de sus esfuerzos.

8. User Experience! (¡Experiencia del usuario!). Después de tanto altercado, la máquina analítica se empieza a usar en el mundo real. Uno de los primeros usos es el que se había visto en el capítulo 5. Primary Sources: como corrector ortográfico. Así que el propio Charles Babbage inicia su movimiento War on Error y hace obligatorio que todos los novelistas sometan sus escritos a la máquina. Sin embargo, los novelistas generalmente tienen una mente artística, libre, desordenada y caótica, mientras que los científicos y matemáticos, Lovelace & Babbage y, claro, la máquina analítica, exigen que todo sea lógico y consecuente, analítico y sin error. Por eso los escritores no quieren someter sus escritos a la máquina, en este capítulo se nos relata la aventura de Marian Evans (que escribía con el nombre George Eliot) al darle su manuscrito a la máquina y después tratarlo de recuperar porque los ruidos de la máquina suenan muy feo y parece destrozar el libro.






9. Mr. Boole Comes to Tea. Capítulo corto bastante chistoso que muestra un intercambio verbal entre el binario George Boole y el mayordomo de Babbage y las dificultades que tienen en entenderse. Al final Boole queda paralizado por el error ante las preguntas no binarias del mayordomo. El relato gráfico es corto y chistosón, pero las notas finales son interesantes y bien pensadas.










1.Imaginary Quantities (or Ada in Fairy-Land) [Cantidades imaginarias (o Ada en el País de las Hadas)]. Este es el capítulo más loco, imaginativo, profundo y sin sentido de todo el libro; basado, por supuesto, en Alicia a través del espejo de Charles Dodgson (mejor conocido como Lewis Carroll). Lady Ada Lovelace tenía una mente muy inquieta y aventurera, a pesar de que tuvo maestros de matemáticas muy estrictos y conservadores que rechazaban la existencia de números imaginarios (uno rechazaba incluso los números negativos), ella sí le daba rienda suelta a su imaginación con números imaginarios, dimensiones infinitas, etc., (en el libro incluso se especula que Ada llegó a imaginar que se pudieran analizar los procesos no sólo aritméticos, sino que se pudieran representar, mediante relaciones lógicas, incluso procesos mentales abstractos y materiales, es decir, que la máquina analítica pudiera analizar cualquier cosa en el universo, algo que define como... ciencia poética). Un día Ada decide hacer un experimento controlado leyendo matemáticas y poesía, intentando superar los obstáculos de la rígida e inflexible ciencia decimonónica; pero en vez de eso queda con la conciencia alterada y entra a un mundo de maravillas matemáticas y álgebra booleana.

Appendix I: Some Amusing Primary Documents (Apéndice I: Algunos entretenidos documentos primarios). Se nos presentan varios documentos reales que sirven para sustentar las personalidades y comportamientos de L&B.

Appendix II: The Analytical Engine (Apéndice II: La máquina analítica). Para curiosos y nerds: se nos presentan diagramas y explicaciones de los diseños de la máquina analítica (nunca construida hasta ahora). Está profusamente ilustrado y con explicaciones detalladas (contiene un minicómic con Charles Babbage y una aventura del mundo real, aunque más bien sirve para ilustrar porqué nunca pudo construir la máquina diferencial ni terminar el diseño de la máquina analítica).

Epilogue (Epílogo). Un epílogo (totalmente cómic, sin notas a pie de página o a fin de capítulo) totalmente adecuado a la historia de Lady Ada Lovelace & Charles Babbage, basado todavía en su aventura de “Cantidades imaginarias”. Ella entra a las entrañas de la máquina analítica y queda completamente impresionada; encuentra a Babbage en el piso, éste le explica porque no ha podido terminar la máquina analítica, empiezan a platicar, el libro termina con la imagen de L&B caminando y platicando juntos mientras se adentran en las entrañas de la máquina analítica.


Lovelaciano inge y los Babbágicos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan   22.06.17


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print