Los muertitos sabrosones o la película de la guerra mundial Z

Por Israel Laureano

Póster de la versión "sin censura".
(Es bastante boba, no sé que le censuraron,
si es que lo hicieron)
Solamente voy a comentar que con esta película me pasó lo mismo que a Groucho Marx: desde que empezaron a pasar los títulos hasta los créditos finales, no pude dejar de reir. Algún día la veré con atención.


Esta vez no me ganó la tentación. Fue una curiosidad malsana, perversa, pervertida. Estuve revisando el post que hice de la novela y tuve curiosidad de ver la película. Perversión de zombi en su máxima expresión.

Y sí, la película es tan mala que ni siquiera vale la pena repetir que no tiene nada que ver con la historia original de Brooks.


Los que ya leímos la novela podemos reconocer una o dos líneas argumentales que sí siguieron (bueno, más o menos), pero lo más notable fue lo que omitieron: según la película no saben dónde se originó la epidemia, dónde quedó la bolita...., perdón, dónde está el paciente cero, cuando en la novela queda claro que la pandemia zombi se originó en China y se dispersó por el mundo debido a la gran corrupción e incompetencia del gobierno (aunque en la novela tampoco se revela cuál fue el paciente cero, cuando se describe el primer contagio, también se narra que las autoridades y altos mandos actuan como si ya supieran de la infección zombi). No mencionan lo que pasó en diferentes regiones del mundo: China, India, Sudáfrica, la guerra Pakistán-Irán, Rusia o Japón, bueno, ni siquiera un pequeño atisbo de lo que pasó en EUA, todo se centra en las aventuras del héroe Brad Pitt.

Las críticas más fuertes que sostienen los detractores de la novela es que narra cómo a algunos países les va bien, y a otros les va de la patada. Como si hubiera ganadores y perdedores.
Y la respuesta de Brooks no tiene desperdicio: "es que así es la realidad, a algunos países les va bien y a otros no". Cierto, sobre todo cuando uno analiza la forma en que trata a algunos países "héroes": Japón y EUA.
En el punto más álgido de la invasión zombi en Japón, cuando ya las islas están abandonadas, surgen un par de guerreros que limpian todo Japón y cuando está finalizando la guerra, se dedican a dar conferencias y capacitaciones en todo el mundo enseñando técnicas de combate anti-zombi.
Cuando todo mundo ya está dividido en zonas seguras y zonas infestadas, EUA decide liderear al mundo en la Guerra Total contra los zombis; EUA es el que propone dejar la actividad pasiva y encabezar el contraataque.
Sin embargo, hay que recordar que antes de que aparecieran los guerreros japoneses, la novela ya había retratado a los japoneses como una bola de inútiles y atenidos a lo que les dijera el gobierno; cuando el gobierno japonés dijo "hay que abandonar las islas", toda la población dejó atrás su nación, sus casas, sus recuerdos... Antes de que EUA tomara el liderazgo en el contraataque zombi, tuvieron que sufrir las mentiras, exageraciones y amarillismo de sus propios medios de comunicación, tuvieron que pasar el trago amargo del placebo Phalanx (la fraudulenta vacuna anti-zombi), en EUA es donde se originó el "Gran Pánico", la batalla de Yonquers original.
No es que Max Brooks haya tratado bien a algunos países y a otros no, más bien cimenta su trama en la forma en que reaccionan algunas sociedades.

Y creo que este punto es el central para explicar las diferencias libro-película (además de la cuestión monetaria, que es la causa principal de las diferencias). Las películas son increíblemente populares y con un gran poder de difusión, su público es muy diverso culturalmente y con un sentido crítico muy variable. Los libros, en cambio, tienen un público menos diverso, pero, a cambio, el público lector tiene una amplitud cultural notable (no confundir con diversidad cultural que se refiere a que el público puede ser estadounidense, o latinoamericano, europeo, indio, chino, etc., cada uno con una forma de pensar y sentir diferente a la del otro; y amplitud cultural es cuando una persona puede comprender, aceptar o por lo menos tolerar diferentes puntos de vista y diversos juicios y comportamientos) y un sentido crítico muy fuerte. Pienso que esta es la razón por la que en los libros sí veamos juicios de valor a las personas o sociedades, a las autoridades y el poder, medios de comunicación y difusión de información; las películas (sobre todo las que buscan ganancias) no disfrutan de esta libertad: si la película de la Guerra Mundial Z hubiera mencionado a China como punto de origen de la pandemia y cómo su corrupción e ineficiencia fomentaron la dispersión de la infección, el gobierno chino, diferentes grupos civiles, ONGs y hasta chismosos sin nada mejor que hacer hubieran puesto el grito en el cielo, lo mismo hubiera pasado si hubieran mencionado a Rusia, Pakistán  o Sudáfrica. La película se hubiera visto envuelta en una controversia internacional que la hubiera demorado todavía más.
Igual hubiera pasado si en la película hubieran mencionado el liderazgo de EUA o lo que pasó en Japón: hubieran acusado a los productores y escritores de favoritismo y racismo.

Adaptar una novela a un guión cinematográfico siempre es posible, pero no cuando se anteponen toda clase de compromisos políticos, sociales y, sobre todo, monetarios, como la ridiculez esta de la película de la Guerra Mundial Z (mejor la hubieran titulado "Las Aventuras del Güero de la Colonia" y se hubieran ahorrado todo lo que le pagaron a Max Brooks).

Bodrio inge y los gringaderos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan   25.02.14
------------------------    FIN DE TRASMISIÓN   ---------------------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

¡Santos aniversarios!, Santo, el enmascarado de plata

Por Israel Laureano

Hoy se conmemoran 30 años del aniversario luctuoso del Santo (23 sep 1917 - 5 feb 1984). En México no se necesita explicar quién es, pero en otros lados sí.





Originalmente fue un luchador mexicano que empezó su carrera deportiva con seis diferentes identidades (la última fue el Murciélago II, perdió un reto máscara-cabellera y tuvo que dejar esa identidad), fue a partir de 1942 que asumió la identidad de Santo, se cambió al lado técnico y empezó a ganar popularidad.







En 1952 el editor José Guadalupe Cruz le propuso protagonizar una historieta usando una técnica que él inventó (fotomontajes con un fondo dibujado, todo en sepia, claro), historieta que se publicó hasta la década de 1980. En 1969, el Santo y su personaje tuvo que dejar la historieta debido a problemas legales, siendo sustituido (en las fotos por Héctor Pliego, Mister México 1969 vestido como El Santo pero sin mallas y con una "S" en la frente de la máscara.












En 2005 se empezó a publicar la historieta "Santo, la leyenda de plata" basada en la figura del "Hijo del Santo", pero sólo se publicaron 20 números.








Aunque también se publicaron historietas no oficiales, como "Las Nuevas Aventuras del hijo del Santo", publicadas a partir de la muerte del Santo original.

Pero lo principal ocurrió a fines de 1950; un amigo luchador y actor invitó al Santo a hacer algunas películas. Las primeras fueron filmadas en Cuba (terminadas de filmar justo 1 día antes de que Fidel Castro y la revolución tomara el poder). Estas fueron "Santo contra el cerebro del mal" y "Santo contra los hombres infernales" donde se narraban la avebturas de un luchador peleando contra fuerzas sobrenaturales malignas. Fue el mismo estilo que se siguió durante las 52 películas que filmó. Los elementos fílmicos, la trama y los estilos literarios de los guiones siempre fueron muy simples, inocentes, ilógicos, contradictorios, cursis y hasta ridículos; todos los puntos esenciales para convertirse en películas de culto y formar parte de los cimientos de la cultura mexicana.


Fue e 1962 cuando se estrenó la mítica "Santo vs las mujeres vampiro", aquí en México tuvo la misma aceptación que todas las películas del Santo, pero en Euroa fue ovacionada como una mustra exquisita del surrealismo mexicano.

Una pequeña anécdota cultural: en 1968, en plena época sicodélica, hippie y de búsqueda, Santo participó en una película que, por su "escandoloso" atrevimiento, se hizo en dos versiones; la original se llama "El Vampiro y el sexo" donde salían un montón de mujeres desnudas, un vampiro clásico

 (interpretado por Aldo Monti) y el superhéroe clásico mexicano, el Santo. Como fue prohibida, se uvo que hacer una versión alternativa "Santo en el tesoro de Drácula". En 2011, ya sacudida la moralina (se supone), quisieron exhibir una versión restaurada de la original "El Vampiro y el sexo" en la edición 26 del FICG (Festival Internacional de Cina de Guadalajara), pero el Hijo del Santo (Jorge Guzmán), heredero de la obra del Santo (Rodolfo Guzmán) debido a que pensaba que manchaba "la limpia imagen de su padre", aunnque creo que ya recapacitó su retrograda posición cultural.


Quizás en EUA piensan que el peor director fue el estadounidense Ed Wood, pero eso es por que nno han visto alguna película del Santo.

Santo inge y los plateados malditos.
Meshiko-Tenochtitlan  05.02.14
----------------   FIN DE TRASMISIÓN   -----------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Terra Nova 2

Por Israel Laureano

Terra Nova es una antología de ciencia ficción y fantasía compilado y publicado por iniciativa del sitio web Nova Ficción. Los relatos fueron seleccionados por el español Mariano Villarreal y el argentino Luis Pestarini y reúnen obras de autores de todo el mundo (cuando los originales están en inglés se publica la traducción al español).

Portada del segundo volumen, editorial Fantascy, parte del grupo Random House Mondadori, 2013.
Esta antología se ha publicado anualmente empezando con el primer volumen que se publicó en diciembre de 2012.
Portada del primer volumen de Terra Nova, publicada en España por Sportula y en  Argentina por Cuasar. Actualmente todavía se puede conseguir en material de árbol muerto en Amazon y como eBook en el sitio web de Sportula y en Amazon.

Algo muy bueno de las ediciones de Terra Nova es que han ido mejorando notablemente. Los cuentos y novelas cortas del 2° volumen son mejores, en su conjunto, que en su edición anterior. En este post me voy a enfocar a estos relatos, que son los que me han parecido que generan más puntos a comentar.


  1. La textura de las palabras de Felicidad Martínez. Es muy buen relato de un mundo paralelo donde hay una sociedad femenina y una masculina y estas culturas solamente se interrelacionan con propósitos de reproducción. Felicidad Martínez cuenta este relato desde el punto de vista de una mujer, Charni, la hija de la reina de la sociedad femenina; se relata su punto de vista desde que nace hasta que es una joven ya en edad de reproducirse.
    Es muy interesante ver el desarrollo del punto de vista femenino, cómo todas sus palabras, lo que dicen, piensan y hacen adquieren significado dentro del contexto en el que se manifiestan (en el relato —novela corta sería una definición más exacta— "contexto" se define como "textura"), cómo incluso la medición del tiempo y periodos de tiempo se definen según hechos que tienen algún significado para las mujeres: una sed, un hambre, una sangre y cómo van desarrollando un lenguaje y percepción del mundo según sus sentidos y percepciones y cómo perciben el mundo de los hombres, su lenguaje y sentidos, con todos sus parámetros y sistemas de medición que significan algo independientemente de los sujetos.
    El relato se va desarrollando según se va desarrollando Charni, desde que es una bebé, una niña pequeña, una niña pre-adolescente, hasta llegar a joven mujer. La autora muestra la habilidad suficiente para presentar y describir un mundo cada vez más grande y complejo, así como ir introduciendo poco a poco relaciones personales, políticas y sexuales con los hombres,hasta desembocar en una pequeña intriga, un  incidente con un hombre lisiado que ha quedado discapacitado y que está asignado como "vigilante" y "cuidador" de la sociedad femenina. Desde el punto de vista masculino es algo lógico y recomendable, pero desde el punto de vista de las mujeres es una molestia menor al principio, pero cuya peligrosidad y rudeza va creciendo conforme crece la frustración y sentido de inutilidad del lisiado —al verse relegado de la sociedad masculina y verse inmerso en costumbres femeninas que ni le importan ni le interesan— hasta que la convivencia con el lisiado se vuelve insoportable y empieza a golpear mujeres. Muy brillantemente, Felicidad Mtz. muestra las acciones y perspectiva de los hombres como un simple mal comportamiento que merece ser castigado, en contraste con la perspectiva femenina donde se considera un peligro a la sociedad y gobierno femenino que debe ser eliminado. Al final parecería que las cosas se salen de control: la reina mata al lisiado y uno de los dirigentes ("ancianos") de la sociedad masculina ejecuta a la reina como castigo a la afrenta, pero se nos presenta el contexto, la textura, la perspectiva femenina: en realidad lo que hizo la reina fue un sacrificio necesario para mantener segura y saludable a la sociedad femenina, terminar de un golpe las intrigas y rumores que se pudieran estar formando y de paso demostrar que a pesar de las ilógicas reglas masculinas aplicadas a las mujeres, ellas se saben defender bien.
    Excelente relato, muy recomendable.

  2. Separados por las aguas del río celeste (Scattered Along the River of Heaven) de Aliette de Bodard. Es parte del universo de Xuya, una ucronía donde las culturas dominantes —por lo menos en Asia y América— son la cultura China y los Aztecas (Aliette utiliza bien el término Mexicas y muchos conceptos prehispánicos. Sorprendente la francesita).
    El relato ocurre en un futuro lejano donde la cultura China ha colonizado varios planetas. Se narra la historia de un visitante interplanetario mientras busca el lugar donde se van a realizar las exequias de su abuela, una dirigente política exiliada en ese planeta. A lo largo del relato se va narrando la historia del planeta Felicity gobarnado por los san-tay y el surgimiento de un movimiento disidente que al fin logra escindirse, conquistar, colonizar y extender su cultura en una de las colonias san-tay: el planeta San-Tay Prime.
    Todo el cuento transcurre en un entramado de recuerdos y hechos del presente, narraciones del pasado y conflictos familiares. Los que sepan algo de historia china podrán reconocer la estructura general de la separación de China: la República Popular China (comunista bajo el gobierno de Mao Tse-Tung) y la República de China (nacionalistas bajo el gobierno de Chang Kai Chek), la China comunista ocupando el territorio continental mientras los nacionalistas ocupando la isla de Formosa —conocida desde entonces como Taiwán.
    Historia y memoria, todo bajo un tinte cienciaficcioñero bien mezclado, fluido y bien escrito.

  3. Las manos de su marido (Her husband's hands) de Adam-Troy Castro. Una historia de fantasía donde se usan elementos de ciencia ficción para explorar un poco nuestra moralidad y aceptación como seres humanos.
    La narración parte del supuesto que, en algún momento en el futuro, las técnicas de implantes y nanorrobótica son tan avanzadas que son capaces de almacenar los recuerdos y la mente de un ser humano, y mantener vivo sólamente una parte de éste. Así conocemos al protagonista del cuento, Bob, que debido a un ataque en la guerra (EUA siempre está en guerra con alguien, en alguna parte del mundo, el autor hizo lo correcto en evitar explicaciones al respecto) pierde todo su cuerpo, lo único intacto son sus manos, por medio de técnicas nanorrobóticas de implantes, las manos de Bob continúan vivas y de hecho son Bob; tienen todos sus recuerdos, su personalidad, pensamientos, etc. El tema central de la narración trata de cómo su esposa, Rebecca va adaptándose a vivir solamente con las manos de su marido, con la idea de que las manos son todo él.
    El relato está bien, si uno considera solamente cuestiones morales, pero está un poco cojo porque evita la temática central sobra la que debería apoyarse el cuento: ¿qué es un ser humano? ¿Su consciencia, su memoria?, ¿nos define nuestro cuerpo, nuestras características físicas? (PK Dick hubiera sido feliz con la idea de este cuento). En un punto del cuento, Rebecca y Bob van a una reunión de veteranos; ahí conocen casos mil veces peores que el que vive Bob: un joven de 22 años que, tras un bombazo, queda reducido a ser una parte de su cara empotrada en una charola de plata que es lo que lo mantiene vivo, pero también conocen a una joven mujer, extemadamente sexy con minifalda y un pronunciado escote, pero Rebecca se da cuenta que esto es una sobrecompensación sicológica por el hecho de que ha perdido todo el rostro y parte de la cabeza  donde tiene una placa de plata en vez de cara. Al inicio de la narración se menciona una lotería de clonación; supongo que se refiere a que clonar un ser humano es muy caro y por eso se hace a través de un sorteo. De cualquier manera, el cuento cojea también del lado cienciaficcioñero si consideramos que en el futuro también las cirugías cosméticas y reconstructivas deben estar muy avanzadas, los implantes electrónicos no deberían restringirse a plaquitas de plata, sino a robots de tamaño completo; todo esto sin mencionar los problemas de conciencia y transferencia de personalidad, hecho al que dediqué el post de la Singularidad.
    En fin, creo que como cuento de fantasía no es tan malo.

  4. ¿Pueden llorar ojos no humanos? de Germán Amatto. Es un relato ambientado en un mundo postapocalíptico donde ha irrumpido una nueva enfermedad, progresiva y discapacitante; pero lo que generó el apocalipsis no fue la enfermedad, sino lo reacción de la sociedad, al ver el fallo de los microbiólogos en identificar al parásito y desarrollar una cura, aceptaron y se sometieron a los designios religiosos de que la enfermedad es un castigo de Dios causado "por nuestra poca fe y vileza" y el único remedio es el arrepentimiento y la purificación. Obviaente el gobierno se vuelve fascista y absolutista y los infectados son separados de su familia y la sociedad en que están inmersos y se les aparta a claustros donde un "sanador" trata de inducirlos al arrepentimiento y si no puede, los manda "purificar". El título se refiere a que uno de los personajes, Guido, es el último biólogo del equipo que trató de identificar al parásito y combatir la enfermedad, se infectó y está aislado en el claustro. Físicamente apenas parece humano debido a las hinchazones y decoloraciones de la enfermedad, combinados con las rajaduras y cicatrices en su cuerpo por la crueldad de las "confesiones" donde se deben reconocer "pecaminosos" para poder arrepentirse. Un mal recuerdo del Santo Oficio que forma parte de la historia latinoamericana.

  5. Juicio Final de Carlos Gardini. Otro relato ambientado..., más que postapocalíptico, creo que habría que definirlo como distopía, muy a là 1984 de G Orwell, solamente que mucho más poético, lleno de recuerdos y con sucesos raros. En una Argentina dominada por una ideología social, lideado por alguien al que se le ha asignado la cualidad de infalibilidad, se narra la historia de Corelli, un musico al que sólo le interesa huir de la pesadilla en la que se ha convertido Argentina, y también alejarse del recuerdo de su esposa muerta en un accidente.
    El meollo de la narración consiste en que el líder, "el Ciudadano Insigne" está interesado en su obra máxima, Cántico, porque la considera una obra nacionalista, que recupera las raíces argentinas y quiere usarla como arma propagandística. Poco a poco se descubre que el líder está interesado en su obra por razones místicas y de visiones que ha tenido (igual que Hitler o Stalin), lo que sirve como punto de partida para que el compositor reflexione, cada vez en forma más abstracta y llena de nostalgia, acerca de Cántico, la pintura "Juicio Final" de Kaspar Wendt y cómo le sirvió de inspiración. Llega al punto de dudar de su propia cordura e imaginar que tanto Kaspar Wendt como él tuvieron la misma visión que los inspiró.
    Al igual que "Las manos de su marido",  el cuento está bien,  pero el estilo tan abstracto y sutil hace que muchos puntos (sobre todo el final) sean confusos, poco contundentes (requisito casi indispensable en este formato literario) y poco satisfactorios.

  6. Araña, la artista (Spider, the Artist) de Nnedi Okorafor. Un relato situado en el delta del Níger, una región densamente poblada y rica en petróleo donde las únicas beneficiadas son las grandes trasnacionales y la población en general es condenada a la pobreza y la ignorancia. En este ambiente, la autora imagina robots en forma de araña construidos específicamente para cuidar los oleoductos, evitando así (desde el punto de vista de las compañías) que "ordeñen" los ductos y se roben el petróleo, pero desde el punto de vista de la población son zombis sin alma que se dedican a matar a todo aquel que toque el oleoducto, aunque sea por accidente.
    En este ambiente de pobreza e ignorancia donde en su propio territorio tienen zonas a las que ni siquiera se pueden acercar so pena de muerte, la protagonista, Eme, tiene como única vía de escape tocar su guitarra en el patio trasero, junto al oleoducto. Ahí hace contacto con uno de los zombis, los robots araña dotados de inteligencia artificial para que puedan trabajar en equipo y ser más eficientes. Sin embargo, el robot no la asesina, usando gestos le pide que siga tocando. Poco a poco la humana y el robot hacen amistad, ella toca para él, e incluso el robot aprende a tocar acordes y melodías simples. El título del cuento se debe a que Eme bautiza al robot como Udide Okwanka, "araña, la artista", personaje de una leyenda africana.
    Hasta el día que el marido de Eme, Andrew las sorprende en el patio, el mismo dia en que alguien del pueblo detecta una fuga en el oleoducto. Andrew, aunque sorprendido y enfurecido, corre al pueblo a recoger algo de petróleo antes de que los zombis acudan a reparar la fuga. Casi todo el pueblo acude con sus botes y cubetas para recoger petróleo, Eme también acude, asustada por lo que puedan hacer los robots y tratando de advertir a su marido. Eme tenía razón: cuando los robots llegan al sitio de la fuga, cercan a todos los pobladores que acudieron hasta que los acorralan un un edificio, y después incendian el edificio; Udide protege a Eme con un campo de fuerza para que no muera por las explosiones de los botes y contenedores con petróleo.
    La amistad entre Eme y Udide continua, incluso ella llega a entender los gestos del robot-araña como una forma de lenguaje básico y, aunque son amigos, Eme está plenamente conciente que los robots no son zombis, son bestias inteligentes en continuo aprendizaje y evolución, y los humanos no les son muy agradables.

    El tema de las inteligencias artificiales (ya sea en robots o computadoras) que son capaces de aprender y desarrollar autoconsciencia son uno de los temas básicos en la ciencia ficción, hay miles de historias basadas en los temas de las relaciones humano-máquina, desde las preguntas filosóficas de PK Dick a los robots positrónicos de Isaac Asimov, desde las máquinas asesinas de Cameron (con su serie Terminator), a los droides amistosos, serviciales y hasta simpáticos de Star Wars. Todos acuden a este tema tan lleno de facetas.
    Y este cuento trata de otra de las facetas de esta temática de forma agradable y sin complicaciones.

  7. La djin de Pedro Andreu. Es una historia romántica que sucede en un planeta extraterrestre colonizado por humanos. Lo que más destaca es la destreza literaria del autor al dibujar con extraordinaria riqueza sentimientos complejos apenas entendibles cuando se tratan de explicar en forma directa.
    Un grupo de colonizadores humanos en el planeta Bójum encuentran una nativa del planeta, una djin. Nadie se había topado con una djin en un siglo debido a que traían enfermedades y desgracias. Ya nadie recordaba si el gobierno las había exterminado o se habían diezmado debido al contagio de enfermedades humanas. Aunque casi todos los colonizadores del grupo quieren matarla por lo de la leyenda de las enfermedades y las desgracias, el protagonista la defiende y se la lleva a su granja. La djin no entra a la casa, sino que se acomoda en el granero, mas a los pocos días se empieza a cumplir lo que decía la leyenda: todas las plantas y los árboles se secan y los animales de la granja enferman y mueren. Durante días ella canturrea una tonada fúnebre en una lengua parecida al aleteo de los pájaros. Al poco tiempo vuelven a aparecer los granjeros vecinos para matarla porque su canto los está influenciando de mala manera: les produce pesadillas, asusta a las mujeres y enajena a los niños. El protagonista la vuelve a defender a punta de escopeta, esta vez más por amor que por caridad o lástima. También por amor la limpia y la cura de sus heridas, la deja dormir en su cama hasta que ella también se enamora y empiezan a tener relaciones sexuales, pero la enfermedad también ha matado ya a todos sus vecinos, ha secado sus cosechas y diezmado a todo el ganado, y al fin también él cae enfermo. Al final, la djin se suicida tras una pequeña defensa a punta de escopeta ante los granjeros supervivientes a la pandemia, y al ver que su amado humano sigue empeorando, sin encontrar otra cura mas que dar su vida para que él viva.

    Otra vez un cuento que reposa sobre uno de los temas clásicos de la CF: el amor extraterrestre. Casi imposible desde un punto de vista estricto (es muy, pero MUY improbable que la vida alienígena tenga forma humanoide, y aunque hubiera extraterrestres antropomorfos, sus costumbres y fisiología sexual tendrían que ser aunque sea un poquito compatibles con la sexualidad humana; y aunque todo esto se cumpliera todavía quedaría pendiente el tema de la bioquímica humana y extraterrestre y...., bueno, la idea es esa), la idea se ha retomado una y otra vez debido a que siempre se enfoca más el tema de que las emociones están sobre la lógica, la anatomía o fisiología.

  8. Noches de cristal (Crystal Nights) de Greg Egan. Totalmente un relato (cabría en la clasificación de novela corta) de CF Hard, tocando temas de informática, computación cuántica, inteligencia artificial y evolución dirigida, pero también dando espacio para la ética y el ejercicio del libre albedrío.
    El billonario Daniel Cliff ha financiado el diseño y construcción de una supercomputadora óptica cuyo procesador está basado en un cristal fotónico tridimensional fabricado mediante nanobots. La narración inicia con la pequeña entrevista que Daniel tiene con Julie Dehghani, una de las máximas autoridades en IA, para tratar de convencerla que trabaje para él con el objetivo de que desarrolle una IA totalmente autoconsciente a nivel humano; ambos sostienen un pequeño e interesante debate acerca de cómo se desarrolla la inteligencia y los requisitos para alcanzarla, al final ella rechaza la oferta debido a que Daniel sugiere controlar la evolución. Sin embargo, el billonario sigue adelante con su plan de crear inteligencia y utilliza la supercomputadora para simular un mundo simplificado (Zafiro) con un ecosistema simple y seres inteligentes (los Fitos), incluso inventan reglas físicas simplificadas sobre Zafiro (por ejemplo, no hay refracción). Poco a poco el billonario y el investigador de IA que contrató, Lucien Crace, logran hacer que los Fitos evolucionen hasta lograr comportamientos inteligentes y autoconscientes. Esto lo logran recortando y moldeando oportunidades, disponibilidad del ecosistema, incluso congelando o acelerando el tiempo en Zafiro. Llegan al momento en que los Fitos alcanzan una inteligencia humana básica: desarrollan lenguaje y cultura, Daniel y Lucien tienen que responder creando una “policía del pensamiento”, agentes de software creados para controlar los memes de la población.
    Todo el cuento se basa en describir cómo va avanzando la civilización de los Fitos a pesar de que Daniel y Lucien les otorgan inmortalidad pero dandoles esterilidad; los Fitos desarrollan las matemáticas, la física y la astronomía, pero las reglas físicas de Zafiro hacen que la civilización de los Fitos sea limitada, así que la Policía del pensamiento los anima a modificar su propio cerebro y volverse más inteligentes, empiezan a desarrollar un lenguaje que ya no comprenden Daniel y su equipo. Cuando los propios Fitos llegan al nivel de construir sus propias computadoras, decide intervenir personalmente en Zafiro, hace contacto con un Fito (al que llama Primo) y le explica que los Fitos viven en un mundo simulado en una supercomputadora y la explica que quiere que los Fitos construyan una supercomputadora mejorada para ser inmortal y que gobiernen él y los Fitos. Sin embargo los Fitos ya se han vuelto más inteligentes, encuentran la forma de investigar el mundo real y empiezan a conocer el mundo atómico y a manipularlos para hacer cosas: una computadora a nivel atómico, entre otras cosas. Empiezan a hacer aceleradores y experimentos con fisión y fusión atómica. Empiezan a desarrollar maneras de hacer funcionar su mundo fuera del control humano. Al final se muestran increíblemente hábiles e ingeniosos al manipular campos de Higgs y el entramado espacio-tiempo de la realidad, y diseñan un estallido parecido al de la inflación cósmica (nombre técnico del big bang). Los Fitos quedan fuera del control humano porque, al parecer, crearon su propio universo para habitarlo.

    Otro de los temas que se tocan dentro de la ciencia ficción contemporánea es el surgimiento de la conciencia en máquinas con inteligencia artificial. ¿Tendríamos derecho de contolar su destino, sus acciones? ¿Sería ético crear seres conscientes para utilizarlos con un fin específico, como en Blade Runner? ¿No sería una nueva forma de esclavitud? (Por cierto, en el cuento hay una escena donde un manifestante sostiene una pancarta que dice ¡EL SOFTWARE NO ES TU ESCLAVO!, buena reflexión de Egan).

  9. En el filo de Ramón Muñoz. Un relato (novela corta) que mezcla brillantemente la aventura y la ciencia ficción, uno de los estilos más clásicos de la CF. Aunque esta narración ocurre en una chabola (en diferentes países se les conoce con diferentes nombres: “villas miseria”, “ciudades perdidas”, “arrabales”...) flotante al sur de China que se ha formado principalmente con barcos de deshecho de una guerra que hubo en ese futuro y, en una buena práctica literaria, prácticamente no menciona estos sucesos. La narración empieza cuando le asignan al inspector Yang el caso de un asesinato en una ciudad flotante, construida a partir de barcos abandonados durante la Gran Guerra, muy pronto el inspector Yang se da cuenta que la ciudad flotante es una chabola de muy poca importancia, donde el gobierno apenas tiene presencia tan sólo para que formalmente el territorio sea considerado parte de China, por lo demás está abandonada, sin presencia ni fuerza policial, donde toda la población tiene la actitud de deshacerse de cualquier problema tirándolo por la borda y evitando inmiscuirse oficialmente, la ciudad está controlada totalmente por el crimen organizado (bandas llamadas triadas en China), así que el inspector tiene que resolver el crimen solo, sin ayuda humana ni material y sin cooperación de parte de los habitantes.
    Poco a poco se da cuenta que su asignación al caso solamente fue un pretexto para alejarlo de su oficina y su ciudad, una forma sutil de deshacerse de él. Con un caso tan inútil (en esa chabola había asesinatos de forma diaria), sin elementos para llevar a cabo su tarea y en un ambiente no cooperativo y hostil, lo natural es que fracasara o abandonara el caso, lo que se podría tomar como excusa para defenestrarlo, así que tendría que seguir  y resolver el caso. El alcalde de la ciudad le asigna como vivienda un velero donde vive Eileen Huei (una oriental occidentalizada mediante cirugía plástica que sobrevive haciendo pequeños negocios ilegales, contrabando, reventa de objetos robados, se prostituye a veces, su ayuda y su conocimiento de la ciudad flotante llega a ser muy importante para el trabajo de Yang, ella lo hace por la expectativa de obtener papeles legales de residencia en el continente). Lentamente también se va dando cuenta que el asesinato presenta algunos detalles que lo hace poco común. Siguiendo algunas pistas y líneas de investigación, se va revelando la imagen de una intriga compleja y que implica objetos secretos muy codiciados; hasta que el inspector Yang logra descubrir sucesos tan extraños que parecería que no se originaron en la Tierra y al final, mediante un nerd local que ha equipado su barco con antenas y repetidores para operar una red social local, logra averiguar el origen de todo: lo que parecía la caida de un meteoro en las aguas de la ciudad, en realidad era una nave espacial averiada junto con su tripulante, los objetos que han salido a flote de la nave ni siquiera son terrestres y nadie adivina su uso, pero todos intuyen su gran valor económico. Por eso los asesinatos, por eso los extraños ataques entre triadas sin llegar a ser batallas organizadas. El climático final, en medio de una tormenta que destruye al velero (y mata al nerd que estaba huyendo con ellos atesorando al extraterrestre accidentado en este planeta), Eileen y Yang son arrojados a la costa, únicos supervivientes aparentes de la tormenta que ha destruido la ciudad. Yang, sin embargo, lleva en su bolsillo una de los objetos extaterrestres que los ayudó a manetenerse a flote, y en la playa encuentra una masa gelatinosa que es la que debió de servir como chaleco salvavidas al extraterrestre.
    Magnífico ejemplo de narrativa fluida y lineal con la suficiente habilidad literaria para presentarnos personajes y hechos redondeados y realistas.
    Relato más que recomendable que cumple el objetivo planteado: hacernos pasar un buen rato.

  10. El último Osama (The last Osama) de Lavie Tidhar. Cuento muy extraño del tipo New Weird. El género new weird se caracteriza porque todo su ambiente, historia, personajes, interacciones y relaciones entre ellos son bastante extraños y oníricos, a veces con mucho de ficción y fantasía y muy poco de ciencia y realidad. Literariamente hablando el género es equivalente al ciberpink mexicano (ver “La Primera Calle de la Soledad o el Santo vs los Ciberpunketos”) en el sentido de que sus historias destacan más por sus machincuepas y barroquismo literarios que por sus estructuras literarias, el uso del lenguaje narrativo o la forma en que se cuenta la historia.
    El relato narra las aventuras de un cazarrecompensas tipo pistolero del antiguo oeste norteamericano cuyo principal objetivo es la captura y caza de seres clónicos de Osama Bin Laden (incluso, el pistolero usa revólver, las pistolas semi-manuales que se usaban en el siglo XIX). Un par de miembros de algún ignoto ejército le encargan eliminar al Osama de más alta categoría. En la búsqueda de este Osama, el pistolero vive un par de aventuras (o experiencias, quizá no llegan a la categoría de aventura) de lo más extraño y cuando al fin encuentra al Osama que debe eliminar, éste le suelta un rollo acerca de que eliminar a un hombre es intrascendente porque sus ideas son lo importante. Después de eso lo elimina de un par de tiros.
    Quizá lo más destacable literariamente hablando, es que entrelaza párrafos narrando experiencias como testigo de guerras y ataques (posiblemente reales, porque el autor ha viajado mucho y residido en algunos lugares conflictivos), pero no queda muy clara la relación que esto tiene con el relato o si tiene alguna trascendencia en la conclusión.
    Extraño en verdad.

  11. El hombre que puso fin a la historia: documental (The Man Who Ended History: A Documentary) de Ken Liu. También novela corta situada en la época actual. El quid de la narración se basa en el hecho cienciaficcioñero de poder ver el pasado a través de la mecánica cuántica (todos sabemos que las emisiones electromagnéticas lo suficientemente poderosas para salir de la Tierra viajan por el espacio a la velocidad de la luz; si uno pudiera viajar más rápido que la luz a un planeta a 50 años luz de la Tierra [y tuviera uno amplificadores lo suficientemente poderosos y avanzados tecnológicamente para "clarificar" estas débiles señales], podría uno sintonizar una TV o estación de radio y oir y ver lo que pasaba con los terrestres hace 50 años, tal como en Contacto de Carl Sagan; sería como ver el pasado).  La historia desarrollada por Ken Liu aprovecha muy bien las posibilidades de la ciencia ficción y plantea una forma de tener presencia virtual en el pasado, es decir, verlo y oirlo como si estuviéramos viendo una película holográfica del futuro.
    Lo más brillante es que el autor utiliza este hecho solamente como punto de apoyo para narrar todas las vicisitudes éticas y morales que genera la investigación histórica que se hace con esta tecnología; y es que los autores, la dra. en física Akemi Kirino y el dr. en historia Evan Wei investigan un hecho altamente controversial de la historia, la actuación de la unidad japonesa llamada escuadrón 731, autor principal de lo que se conoce como "El Holocausto Asiático" (nota: el escuadrón 731 y los sucesos del holocausto son reales, pueden hacer búsquedas en internet/wikipedia, en enciclopedias y libros especializados, incluso hay varias películas que hablan sobre el tema). El punto de vista japonés y de los conservadores pro-japoneses es que ese hecho fue algo que ocurrió en tiempos de guerra; todos los participantes y responsables de esas atrocidades actuaron bajo órdenes y no deberían ser juzgados como criminales de guerra, como los nazis. Además, arguye esta perspectiva, todo lo hizo bajo comando del Imperio Japonés, una entidad que desapareció en la guerra dando paso a la democracia, así que ya no hay responsables a quen juzgar.
    Otra perspectiva es la que tiene China: ellos fueron las víctimas principales del holocausto, tal como los judíos lo fueron del holocausto nazi. Primero muestran un cauto entusiasmo hacia las investigaciones, pero casi inmediatamente empiezan a alegar que como todo ocurrió en suelo chino, todo material generado por la investigación histórica le deberá pertenecer al gobierno. Aun otro punto de vista es el occidental, que sostiene que la verdad, por horrible que sea, debe ventilarse públicamente para sensibilizar a la humanidad ante los horrores de la guerra.
    Cuando los horrores de este holocausto se empiezan a difundir, muchos puntos de vista se radicalizan, surgen facciones a favor y otras en contra, aparte de los moderados y los apáticos, incluso surge una facción dentro del mundo académico que desacredita sus descubrimientos alegando que el método es imperfecto, inválido y hasta dañino y que, más que investigar, busca la popularidad a través del escándalo.
    Al ver que destapó la caja de Pandora y al sufrir el fanatismo radical de algunos al sufrir hasta amenazas de muerte y al no poder soportar más la presión, el dr. Wei se suicida y la dra. Kirino decide suspender el desarrollo de los métodos de recrear el pasado, aunque está plenamente conciente que es posible desarrollar una técnica no destructiva de "vivir" el pasado.
    Narración perfectamente redondeada y trabajada literariamente, con una investigación profunda y real (bueno, tan real como lo permite la CF, obviamente las partículas que permiten recrear el pasado no existen y el holocausto asiático es un hecho bien conocido y estudiado, y sí, Japón ha pedido perdón) que recuerda muy positivamente a la brillantísima "Guerra Mundial Z". Todos los personajes perfectamente definidos y dimensionados. Opiniones muy diversas mostrando aspectos (a veces no muy agradables) humanos y culturales. Reacciones bien descritas y creíbles.
    Mostrando el lado humano de los avances tecnológicos. Lo que se supone que debe ser la ciencia ficción.



Terroso inge y los nuevecitos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan   01.02.14
------------ FIN DE TRASMISIÓN -----------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print