La Primera Calle de la Soledad o el Santo vs los Ciberpunketos

Por Israel Laureano

La Primera Calle de la Soledad es una novela ciberpunk escrita por el cienciaficcioñero mexicano Gerardo Horacio Porcayo en 1993.

Portada de la primera edición.







La historia sigue el cartabón clásico del ciberpunk establecido por Gibson en su trilogía del Sprawl, es decir, un perdedor que trata de sobrevivir en el submundo del hampa, la ilegalidad, las intrusiones y el tráfico ilegal de datos. Como entra dentro del ambiente ciberpunk, se apoya en muchos conceptos usados por Gibson; lo malo es que también se apoya en las líneas principales de "Neuromancer", es decir: chico malo es obligado a participar en una misión peligrosa y misteriosa, con objetivos poco claros, un equipo de trabajo sui generis, mucha acción y aventuras y al final el cumplimiento de objetivos.
Técnicamente no es una copia de Neorumancer, más bien se podría decir que es una especie de continuación tropicalizada, algo así como el Tex-Sprawl-Mex.

En 1997, la editorial VID sacó una segunda edición.



Sinopsis.
El protagonista se llama Óscar Martínez, un buscavidas inconstante cuya base de operaciones está en Monterrey; tiene varias prótesis para ayudarse en su "trabajo" de "hacker". En sus inicios le apodaban "Verde", pero después de una incursión ilegal fallida a Trip Corp.  le empiezan a llamar "Zorro" (se supone que por su astucia, pero más parece un mote de burla porque todo mundo lo engaña y lo utiliza como carne hacker de cañón), en toda la novela se le llama "El Zorro".
El mundo está dominado por empresas privadas que venden un servicio conocido como "Sueño Eléctrico", una especie de realidad virtual pero que diversas empresas han hecho evolucionar hasta el grado de hacerlos indistinguibles de los sueños (una de estas empresas es la Trip Corporation donde nuestro "Zorro" trata de hacer una intrusión ilegal para robar software. Logra derribar sus defensas y penetrar su hielo -concepto que se tomó prestado del universo Sprawl de Gibson-, pero es atrapado antes de accesar el software y es reclutado (?*) a fuerzas en una sección especial llamada CTP -Circuito Tecnodelictivo Profesional pero después lo abandona (??**) para seguir su vida como tecnodelincuente).
Ya como tecnodelincuente freelance se junta con otros tecnodelincuentes para penetrar las defensas de laboratorios Mariano y robar software y secretos empresariales (una de las empresas más fuertes de México y del mundo, aunque al final resulta igual que el Zorro: la utilizan como carne empresarial de cañon para probar técnicas nanotecnológicas para mejorar la experiencia del sueño eléctrico). Otra vez el Zorro falla en su intentona y es atrapado infraganti, escaneado, interrogado, torturado y otra vez reclutado (??? ¿otra vez? *) para lograr un objetivo misterioso y oscuro.
Es llevado a las colonias lunares, donde se supone que debe conseguir su objetivo, aunque nunca le dicen cuál es. Después de un par de intentonas (fallidas, por supuesto), le dicen que ya cumplió su objetivo que era romper las defensas de un sistema y correr un programa gusano cuyo objetivo es desconocido.
Una vez cumplido su "objetivo" y de forma totalmente ilógica y sin justificación alguna, lo dejan ir (bueno, sí hay justificación moral: los malosos son bien buena onda y cumplen su palabra de caballeros).
En la novela se presentan una serie de personajes secundarios, la mayoría está ahí para morirse en las intentonas del Zorro, para traicionarlo o torturarlo.

Hasta este punto llega la historia "lógica" del relato de "La Primera ...": tal como se cuenta en un par de opiniones en la web, a partir de ahí todo  se convierte en una secuencia de aventuritas superficiales, ociosas e ilógicas; el autor, Porcayo, recurre a toda clase de trucos literarios para tratar de alargar una trama que debería haber terminado a mitad de la novela. Recurre al Deux ex Machina, agentes literarios externos, personajes bidimensionales e ilógicos, cambios de personalidad totalmente ad-hoc, etc.
(El único personaje interesante de la novela, Steve Carter,  un matón al servicio de Trip Corp. donde el Zorro trató de robar sofware, fracaso y fue reclutado [ver **], sin embargo es asesinado en su segunda aparición en la novela, mediate un descarado Deux ex Machina). El único punto relevante es que se devela la historia de laboratorios Mariano y la razón y objetivo del hackeo del Zorro:

Laboratorios Mariano (el nombre se debe a su dueño: Luca Mariano) es una empresa mexicana al borde de la quiebra situada en el extremo de la península de Baja California aunque empieza a desarrollar un proyecto revolucionario en el campo de las redes del sueño eléctrico. Trata de conseguir financiamiento en EUA sin éxito hasta que una empresa estadounidense, Artificial Intelligence Research (AIR) decide usar a Laboratorios Mariano como punta de lanza para probar un innovador diseño nanotecnológico y utiliar a los millones de mexicanos usuarios de servicios de Laboratorios Mariano como cobayas, conejillos de indias. A partir de ese momento Lab Mariano empiezan a ver millones y millones de dólares de muchos inversionistas en el mundo, cambian su sede a Monterrey y compran una supercomputadora para albergar una intelgencia artificial que va a manejar todo lo relacionado con el sueño eléctrico ofrecido: NAI-P01, la AI, sin embargo, escoge su propio nombre: Asfódelo (nombre de un poema de William C. Williams, también es el nombre genérico de algunas plantas que utilizaban los antiguos griegos para tapizar tumbas).
Asfódelo empieza a notar algunos deseos secretos de los usuarios del sueño eléctrico: la muerte como solución final y el deseo de contacto con Dios, así que empieza a matar gente y a apoyar a una secta religiosa: los cristorrecepcionistas. La subtrama de matar gente (en mi opinión mucho más trascendente y aplicable a esta novela) es abandonada sin decir ni "agua va" por el autor. En cuanto a la secta del cristorrecepcionismo, la novela solamente dice que  [Asfódelo] trabajó con las premisas y llegó a una conclusión que rebasó el espectro de decisión de AIR (alerta literaria: si se usan explicaciones verbales en los puntos nodales de la trama [algo muy hollywoodense], hay que ser claros y explícitos, si no, todo el resto de la acción que depende de este punto se vuelve confuso y ambiguo).

Así que Laboratorios Mariano finalmente manifiesta su apoyo al cristorrecepcionismo. Sacan a Asfódelo de la RED y planean cómo controlar totalmente a los seguidores del cristorrecepcionismo   (estee...., la AI es la que controlaba las operaciones del sueño eléctrico que se supone era su principal negocio y el negocio punta de lanza de AIR, si desconectan  a Asfódelo y dejan de lado el negocio del sueño eléctrico, ¿no creen que se enojaran los inversionistas y sobre todo AIR? ¿Soy yo el único que piensa que el ambiente ciberpunk es hostil hasta el punto de suponer que cualquier reclamo va a ser violento y sanguinario?).
Deciden vender a Asfódelo a los peores enemigos del cristorrecepcionismo (!): los Hijos de Armagedón con la esperanza de que esta secta elimine de raiz el cristorrecepcionismo y así poder tener control masivo sobre él (esteee..., si el cristorrecepcionimo es eliminado de raiz, ¿sobre quién piensan tener control?), pero al ver que los Hijos de Armagedón se vuelven más y más poderosos y están a punto de atacar y diezmar a los Cristorrecepcionistas (¿no es eso lo que querían?) tratan por todos los medios posibles localizar y recuperar la supercomputadora con Asfódelo.
Por eso el objetivo del Zorro fue solamente penetrar las defensas de la computadora de los Hijos de Armagedón, romper su hielo e inocular el gusano de recuperación de datos de la computadora Asfodélica.
Por cierto, después de la explicación (mediante agente literario), Porcayo no vuelve a tocar el tema, todo se centra en las aventuras de Zorro y sus Amigos.

Me costó bastante trabajo adentrarme en esta historia por su inverosmilitud, inconsistencia y superficialidad hasta que empecé a considerar el surrealismo y humor involuntario, algo muy común en el arte contemporaneo mexicano: las buenas obras malas. Así como en Godzilla 2000 (Gojira ni-sen mireniamu - Godzilla vs el Calamar Gigante de Takao Okawara, 1999) vemos cómo llega volando una piedra, se transforma en nave y luego en monstruo, o cómo se muestra en las películas del Santo que es tan poderoso que detiene un avión a mano pelada, en "La Primera Calle..." vemos cómo el Zorro logra deducir que los malosos asesinaron y violaron a su novia y amante (no importa que la hubiera abandonado a su suerte hacía tiempo ya, la seguía recordando y seguía siendo suya, pues que...) y casi al final de la novela le exige al maloso mayor que se la devuelva (!!).

Pero la observación más importante la hace el propio Porcayo en sus notas finales: confiesa que trató de expulsar la historia a través de cuentos dispersos y fallidos y al final la historia evolucionó y se fue armando sola. Esto es algo bastante común en la literatura, sobre todo en la literatura de ciencia ficción, los ejemplos más destacados son "2001: Odisea del Espacio" y "Fundación"

Un cuento es un relato literario donde la historia o anécdota es más importante que los personajes, a veces al grado que los personajes se podrían intercambiar (la historia o suceso le puede suceder a cualquier otro). En cambio una novela es el relato donde los personajes son más importantes que la historia, hasta el grado que la anécdota puede llegar a ser intrascendente o inexistente, lo importante es ver cómo reacciona el personaje (o cómo reaccionan los personajes principales). 
Como ejemplo podemos ver el cuento "El Sentinela"  de Clarke (cimiento de la ya citada novela "2001..."): la anécdota cuenta que en una  excavación lunar a un montículo se halla una pirámide, y cuando ya está totalmente desenterrada, emite una potente señal de radio. La historia es más interesante e importante que los personajes: astronautas, administrativos, científicos....
Examinando ahora la novela "2001..." (el segmento correspondiente al monolito lunar, lo que correspondería al cuento), lo realmente importante es que Heywood Floyd y otros científicos integrantes del National Council of Astronautics se hayan enterado de la existencia del monolito y de la señal que emitió, puesto que así se dieron cuenta de su importancia y deciden investigar.

Cuando un cuento es transformado a novela, generalmente la historia conserva su importancia, hay que inventar personajes relacionados al hecho que también cobren importancia.
De aquí se desprende que un cuento y una novela tienen su propio espacio y características, no es que el cuento sea una "novela chiquita" o que la novela sea superior o de mayor rango al cuento o algo así; los cuentos se pueden convertir en novela, pero requieren adaptación y algunas novelas se pueden convertir a cuento (generalmente esto se ve solamente en las adaptaciones cinematográficas. Si ponen atención al guión de una película y han leido la novela en que se basa, se darán cuenta que los personajes muchas veces están un poco caricaturizados, bidimensionales, como de cartón, como si se les quitara su profundidad moral y se les obligara a pensar en una sola dirección)
Y, claro, tambén hay muchos relatos que usan estructuras literarias híbridas (cuentos que en conjunto forman una novela) y mestizas (novelas que se desgranan formando cuentos, para subtramas secundarias, por ejemplo), aunque actualmente existen estructuras más bien grotescas, exóticas y/o imaginativas (como escribir un cuento y hacer que un personaje de una novela lo lea o crear subestructuras relacionadas/no relacionadas, como en la novela gráfica Watchmen).

En el caso de "La Primera Calle..." la estructura como novela es correcta porque toda la atención se centra en el personaje principal, Óscar "Zorro" Martínez, la historia se mueve y desarrolla siguiendo sus pensamientos y acciones (quiere venganza por lo de su novia sin importar el detalle nimio de que él la abandonó, por eso busca a los malosos una y otra vez, aunque lo capturen y lo torturen).
Desgraciadamente, el personaje del Zorro es medio ridículo e ilógico. Como toda la trama depende de lo que haga él, también la novela cae en el churrito mexicano de lo ridículo e inverosímil.

Otro hecho notable es que, de la misma forma que "Neuromante" de Gibson fue el punto de partida del subgénero ciberpunk en la ciencia ficción, "La Primera Calle de la Soledad" fue el punto de partida del movimiento ciberpink en México. El ciberpink fue el subgénero de la ciencia ficción mexicana que trataba de ser ciberpunk pero se basaba solamente en malabarismos literarios, gramaticales, elucubraciones y descripciones extensas, detalladas y superficiales del ambiente, los implantes, las drogas, sexo y violencia, mucha violencia y balas pero sin interesarse en desarrollar una historia, o personajes, o anécdotas, o estructuras literarias; el subgénero estaba basado en telenovelas cienciaficcioñeras pero en ambientación ciberpunk.






Inge-Santo el ciberpunk y los ciberRositas malditos.
Meshiko-Tenochtitlan  29.11.10
-------------------------   FIN DE TRASMISION   -----------------------------


* El hecho de reclutar a alguien que ha tratado de hacerte daño mediante trampas y procesos ilegales es tan ilógico y fuera de proporción como contratar como guardaespaldas a alguien que intentó asaltarte y del que te salvaste por un pelito de rana: es obvio que no va a presentar fidelidad hacia ti y te va a traicionar en la primera oportunidad.
** Abandonar un puesto en el que te pusieron a fuerzas, incluso bajo amenaza, como lo indica la trama de la novela, es también bastante ilógico por que es muy obvio pensar que en cuanto te escapes van a cumplir sus amenazas, te van a cazar y a matar. No pueden detener su búsqueda debido a que, si estás marcado como elemento hostil, no pueden estar seguros que no te hayas robado información importante y aparte deben neutralizarte por si consigues un puesto en la competencia (después de todo, el universo de La Primera Calle... muestra un mundo dirigido por empresas).


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Saskia Sánchez: "Con las Esquinas Rotas" (VIDEOPOEMA)

Por Víctor Pintado

Tira - Salón del Manga 2010

Por Víctor Pintado

Reseña casi verídica sobre el Saló de Barcelona.


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print